SEO literario

SEO literario: cómo escribir bien y posicionar (I)

¿Qué es el SEO literario? No, no haremos alta literatura con palabras clave. Es un concepto que se propone ayudar a los creadores de contenido web. Y es que muchos redactores tenemos problemas para aunar nuestro estilo personal, el tipo de escritura que requiere internet y el SEO.

¿Cómo escribir una entrada de calidad que ayude al posicionamiento? A lo largo de este artículo y su segunda parte veremos algunos consejos. No los tomemos como normas. Son ideas que nos pueden llevar a otros “trucos” que salgan de nuestra propia experiencia.

 

DEFINAMOS NUESTRAS PALABRAS CLAVE PENSANDO EN SEO

En general, son los analistas del equipo de marketing quienes investigan cuáles son las palabras clave que usaremos. A pesar de eso, sobre todo en empresas pequeñas, son los propios redactores los que asumen esa función. Y, en ese caso, es muy tentador tomar decisiones más pensadas en el artificio de la palabra que en el arte del SEO. Error.

Al margen de que muchas marcas (véase vueling) usan su blog para ofrecer contenidos de calidad a sus usuarios, nunca debemos perder de vista el posicionamiento web. Sí, es una buena estrategia de fidelización e imagen de marca. Pero también queremos ser los primeros en Google. Y, para lograrlo, todo suma.

Así que el primer consejo es hallemos las palabras clave por la que nos buscarán sin tener en cuenta el contenido. Seamos fríos analistas. Para encontrarlas, podemos usar Trends o cualquiera del resto de herramientas que ofrece Google. Podemos usar herramientas de pago o plugins en la web. Incluso podemos mirar el código de páginas webs equivalentes (sus keywords). Investiguemos, pensemos cuál es la palabra/s clave/s principal/es y cuáles son las secundarias. Qué haremos con el contenido, viene después.

 

CUIDEMOS LA ESTRUCURA

Los lectores virtuales son los más despiadados. Es complicado evitar que hagan zapping web si no se muestra la información clara y de una manera atractiva. Es por eso que se recomienda que los artículos vuelvan a la estructura piramidal clásica. Así es, expongamos las 5 W al inicio para que el lector no pierda el interés y luego desarrollemos las ideas. Importante: escribamos la palabra clave en el primer párrafo del artículo. Es una práctica muy SEO friendly.

¿Eso significa que solo podemos usar esa estructura? No, existen mil opciones:

  • Podemos empezar, por ejemplo, con una captatio que más o menos deje entrever las 5 W y que se respondan durante el artículo.
  • Podemos empezar con preguntas que obliguen al lector a leer para poder responderlas.
  • Podemos empezar de mil maneras. Para aunar estilo y eficacia, probemos. Con el tiempo conoceremos a nuestro lector tipo y veremos hasta qué punto podemos jugar con el lenguaje.

Aunque, cuidado a la hora de innovar:

  • Nunca olvidemos usar la palabra clave en el primer párrafo o no escribir frases de más de 25 palabras. Google premia a los artículos con buena legibilidad. Eso significa entre otras cosas, que al menos el 25% de las oraciones tengan menos de 25 palabras.
  • En el caso de que quede muy forzado usar la palabra clave en el primer párrafo, podemos poner un intertítulo (h2) que llame la atención antes del primer párrafo. Por ejemplo, para este artículo, podríamos haber escrito: SEO literario: ¿Shakespeare escribiendo con palabras clave?

Otro punto clave en la estructura es que titulemos las diferentes ideas con un intertítulo h2. Lo podemos hacer una vez acabemos de escribir el artículo, así no interferimos en nuestra creatividad. Pero si escribimos intertítulos con la palabra clave, que llamen la atención y que faciliten la lectura en diagonal… Nuestros plugins de análisis de SEO reventarán de placer.

¿Qué más? Pues todos los trucos que se nos puedan ocurrir para cumplir las normas del señor Google. Incluso los grandes escritores lo son por jugar con las normas, romperlas, ser creativos en la forma y no solo en el contenido. Eso sí, no engañemos al lector, no vendamos humo, no demos gato por liebre. Si creamos expectativas, cumplámoslas, o perderemos lectores potenciales.

 

EL ARTE DE LA REPETICIÓN VS. SEO

¿Repetir muchas palabras es una mala práctica? Pues depende del contexto. Alguna vez ya lo he comentado, pero me gusta mucho la tesis de Luís Magrinyà en Estilo Rico, Estilo Pobre. El autor defiende que desde pequeños nos han dicho que la repetición es un demonio que debemos eliminar de nuestras vidas. Pues no siempre y por dos motivos:

  • El primero es que muchas veces, por no repetir, recurrimos a sinónimos parciales que no significan del todo lo mismo. O complicamos las estructuras sintácticas para eludir usar esas palabras. O usamos vocablos arcaicos o alejados de nuestro estilo –¿realmente es necesario en este caso usar la palabra “vocablo” para no repetir “palabra”?– para evitar la repetición. Eso no enriquece nuestros textos, sino todo lo contrario.
  • Dependiendo del estilo y de la materia que tengamos entre manos, debemos ser lo más concretos Sí, eso significa no teñir nuestro discurso de ambigüedades. Y, sí, eso implica repetir palabras. Si en nuestro blog escribimos relatos, la repetición es un problema que ensuciará nuestro estilo. Pero si hablamos de divulgación, información, consejos… no le tengamos tanto miedo.

Ah, y recordemos que existen los pronombres, la opción de reescribir frases… Es óptimo que la palabra clave principal aparezca más o menos una vez cara párrafo o, al menos, cada dos. Si no es posible tanto por falta como por exceso, revisemos la estructura de nuestro artículo. ¿Puedo cambiar el orden de algunas ideas que necesitan del uso de dicha palabra? ¿Puedo invertir el orden de algún párrafo? ¿Si altero el orden sintáctico de dos oraciones o subordino una a otra elimino una repetición? –¡Ojo con las subordinadas!–. Fijémonos en que este tipo de directrices. –En realidad, es un buen ejercicio que nos ayuda a reflexionar sobre nuestro estilo y a ver otras opciones de escritura.

En la segunda parte de este artículo comentaremos trucos para que los intertítulos, las descriptions, los títulos, etc. de los artículos posicionen y la vez sean dignos de leer. Claro, entre otras cuestiones.

Sin comentarios

¿Algo que añadir?

No me eches de menos

Si quieres que te informe de novedades y artículos, ¡suscríbete!
Email
Nombre
Apellido/s
Te interesa...
Secure and Spam free...