La bella dorita, del arte al escándalo

La repercusión nacional e internacional de la avenida del Paralelo no tiene precedentes en la escena artística de Barcelona. A finales de los años diez y a principios de los veinte, sus teatros pasaban la mano por la cara a los de Montmartre. Y sobre sus escenarios, nacieron estrellas nacionales como Elena Jordi, Alady o Josep Santpere o internacionales como Raquel Meller. Y, entre ellas, la Bella Dorita destacó por su descaro y picaresca.

Sus orígenes

María Yañez García se cambió el nombre para actuar como hicieron muchas de las actrices de su generación. Pero antes de llegar a cómo se convirtió en la Bella Dorita, hablemos brevemente sobre su origen. Nacida en Almería, emigró a Barcelona junto a su familia cuando tenía doce años. A los dieciséis se escapó de casa con el que luego sería su marido y con el que tendría un hijo. Aquella relación duró apenas 3 años, el tiempo que María tardó en darse cuenta de que él era un cafre. Después de alternar durante una época, en 1917 se presentó a un concurso de belleza del Royal Cabaret, lugar donde se inició en el mundo de espectáculo. Allí protagonizó números eróticos y satíricos y cantó tangos y cuplés, el género de moda por aquel entonces. Aprovechó esos años para tomar clases de canto y voz en una de las academias de vedetes de Conde del Asalto, la actual Nou de la Rambla.



La Bella Dorita

Con el tiempo, la Bella Dorita empezó a cantar en diferentes salas del momento, entre ellas el Cabaret Pompeya, el Café Novelty, el Gran Teatro Español, el Arnau o el Apolo, donde empezó a destacar. Pronto adoptaría su nombre artístico porque, poco a poco, su fama fue creciendo y necesitaba rodearse de cierto glamour. Se dice que sus atrevimientos y su savoir-faire a la hora de cantar los cuplés llamaban la atención por encima del resto de sus compañeras artistas. Fue el Moulin Rouge, hoy conocido como El Molino, el cabaret donde ella experimentó los primeros años de su estrellato. Allí interpretó cuplés como La pulga, La vaselina o Fumando espero canción que después popularizaría Sara Montiel.

La Bella Dorita dio mucho que hablar ya en los años veinte y treinta. A parte de sus numerosos escarceos amorosos, tenía un estilo provocador y cargado de dobles sentidos, muy alejado de la vulgaridad que la censura de los años veinte quería controlar. De hecho, se considerada la mujer que ofreció un desnudo integral en el Paralelo, osadía por la que fue juzgada por escándalo público y condenada a unos días de prisión en 1932.

La Bella Dorita en los años 40 y 50

Su carrera se consolidó durante esas dos décadas en las que reinó sobre los escenarios de la avenida. Se dice que hacía y decía lo que le venía en gana y, a pesar de que esa afirmación es cuestionable debido a que dichos años transcurrieron bajo el período más duro de la dictadura, ella siguió cantándole al amor y al desamor desde su estilo travieso y sexualmente desenfadado. Hizo giras por Madrid, Valencia o Zaragoza y, a pesar de que estuvo en París, no acabó prendada por la ciudad de las luces y siguió fiel a su Paralelo. Se retiró de los escenarios en 1965 con un espectáculo llamado Historias del Paralelo y, luego, regentó la mítica sala Bagdad. Murió en 2001 con los cien años cumplidos.




La Bella Dorita y los hombres

Mujer de escándalos y amantes, muchos de ellos fueron inventados por la propia Bella Dorita o por la prensa. Ella se casó dos veces más, una con un empleado de la Banca Jover que falleció durante la Guerra Civil Española y, luego, con un empresario que tampoco la sobrevivió. Muchos eran los admiradores que acumuló a lo largo de su carrera, entre los cuales destacaban el general Sanjurjo, Lluís Companys o el futbolista Ricardo Zamora.


Si quieres descubrir a La Bella Dorita o otra de la muchas personalidades del Paralelo de principios del siglo XX, te invito a leer mi novela La avenida de las ilusiones –Grijalbo– o, en catalán, L’avinguda de les il·lusions.

La avenida de las ilusiones

¡Hazte con él!

¿Cómo llega una criada a convertirse en una de las principales actrices de Barcelona?