El carácter de los personajes

El carácter del personaje

A la hora de escribir, es muy importante que los personajes tengan un carácter definido y que este se vea claro en su habla o si ejerce la función de narrador. En este artículo hablaremos de «pensamiento» como las características propias de la manera de razonar de un personaje que transmitimos a través de la descripción, los diálogos o el estilo. ¿Qué significa esto? Pues es fácil: debes tener claro si tu personaje es obsesivo, si no lo es, si su cabeza va a mil por hora o si siempre está en paz, si es lento en responder…

 

MOTIVOS POR LOS QUE REFLEXIONAR SOBRE EL CARÁCTER DE UN PERSONAJE

Te propongo dos motivos por los que reflexionar sobre el carácter de los personajes :

  • Por un lado, nos ayudan ser coherentes en diálogos y en los monólogos interiores. El personaje, a no ser que su evolución dramática pase también por este plano o que el paso del tiempo influya en este aspecto, debe hablar y expresarse de una manera parecida, y eso está relacionado con el funcionamiento de su pensamiento: si pasa rápidamente de un tema a otro o si no necesita cerrar un tema antes de pasar al siguiente condicionará como entabla una conversación. Además, piensa que la cabeza de un anciano no va a la misma velocidad que la de un niño y que no todo el mundo es igual de rápido a la hora de hacer un juego de palabras. Define a tu personaje, te ayudará a escribir con más arte y precisión.
  • Pero, sobre todo, es importante si usamos un narrador en primera persona. El estilo que usemos para redactar la historia debe corresponderse con la manera como funciona la cabeza del personaje, pues, en este caso, el estilo forma parte de la personalidad y la caracterización del mismo. Existen tantos pensamientos como personas existen y, si dudas sobre una palabra u otra, la mejor opción será siempre la que se ajuste más a cómo piensa y se expresa el personaje. Pero, ¿cómo influye el pensamiento en la redacción de un narrador en primera persona?

 

CONCRETEMOS EL CARÁCTER DEL PERSONAJE

Te pongo ejemplos simples para que lo entiendas mejor estas reflexiones sobre el carácter del personaje:

  • Alguien obsesivo utiliza frase cortas y puede llegar a repetir palabras y temas en bucle.
  • Alguien autodestructivo utilizará siempre palabras con connotaciones negativas para describirse a sí mismo y al entorno. Si habla sobre su pelo, en vez de decir «tengo el pelo liso» puede decir «tengo el pelo débil y escurridizo».
  • Alguien exigente se hablará a sí mismo con órdenes y usará más estructuras como «tengo qué hacer esto» que «yo deseo esto u otro».

Para ello, una vez desarrolles las características psicológicas de un personaje, piensa frases que podría decir y otras que no diría nunca, palabras, expresiones… Y haz un listado de las principales. Esto te puede guiar sobre todo al principio de la escritura, en ese momento en el que dudas sobre el estilo y vas un poco a ciegas. También te ayudará en las revisiones finales, verás si el personaje es coherente o si se expresa de acuerdo con las características que lo definen en general.

A continuación te dejo algunos ejemplos de novelas escritas en primera persona para que analices lo que estamos hablando sobre el carácter del personaje. Te recomiendo que las leas y detectes los parámetros del estilo que el autor usa como pensamiento/lenguaje del protagonista. Fíjate en el vocabulario, el tipo de oraciones, el tiempo verbal, si son oraciones largas o cortas, si son positivos o negativos…

 

Fingí interesarme en su empresa secreta, pero en realidad me amargué. Aunque los hermanos me habían hecho partícipe al elegirme como confidente, se trataba siempre de una experiencia en la que yo no podía participar más que como testigo: con aquella actividad, Lila había hecho grandes cosas sola, yo quedaba excluida”.

La amiga estupenda, Elena Ferrante

 

Querido amigo:

Sí, una carta. Y estabas pensando: «El continente la ha devorado». Una carta que he compuesto durante días en la cabeza, aunque es mucho lo que he absorbido para recordarlo todo. ¿Y qué es lo primero que pasa por mi mente? Aquellos últimos momentos en Varsovia. Tu cara ceñuda en la estación de ferrocarril. No veo la multitud, no oigo la serenata de canciones patrióticas que dan los estudiantes. Veo la tristeza de mi amigo”.

En América, Susan Sontag

 

Tengo cuarenta y seis años, me llamo Florent-Claude Labrouste y detesto mi nombre de pila, creo que procede de dos miembros de mi familia a los que mi padre y mi madre, cada uno por su lado, querían honrar; y es lamentable porque, por lo demás, no tengo nada que reprochar a mis padres, fueron excelentes en todos los sentidos, hicieron todo lo posible para darme las armas necesarias en la lucha por la vida, y si al final he fracasado, si mi vida termina en la tristeza y el sufrimiento, no puedo culparles a ellos, sino más bien a una desventura de circunstancias de las que tendré ocasión de hablar”.

Serotonina, Michel Houllebecq

 

Eres una macha, una facha y una neoliberal que se pajea y se limpia el culo con el mismo billete enrollado de cien euros con el que esnifa la cocaína incautada a los camellos del Raval. Los que atentaron el verano pasado en la Rambla son almas cándidas comparadas con los terroristas aniquiladores de cualquier manifestación de vida que sois tú y tu juzgado”.

Lectura fácil, Cristina Morales

 

Si quieres profundizar más sobre cómo construir historias inolvidables, échale un vistazo a mi curso en Escuela Cursiva llamado Taller de tramas y personajes.

 

Palabra clave:
, , , ,
Sin comentarios

¿Algo que añadir?

No me eches de menos

Si quieres que te informe de novedades y artículos, ¡suscríbete!
Email
Nombre
Apellido/s
Te interesa...
Secure and Spam free...